Si le buscas la quinta pata al gato, la encuentras?


Imagen de https://nazarinasociacion.files.wordpress.com/2015/07/karoun_5.jpg?w=611

Llevo días queriendo escribir, pero ando tejiendo… Estoy de cabeza haciendo una cobija y me falta el tiempo. Además antes podía escribir en la noche mientras todos dormian pero, como colecho con el Lucas, ahora se ha vuelto super sensible a la luz, entonces si prendo el i pad para esccribir ya abre el ojo y se queja. …Mi bebito; ama dormir ya sea abrazando su teta (o sea mi seno) o con sus piernas sobre mis muslos. Estoy enamorada de él y amo contemplarle mientras duerme.

Bueno, este tema lo tengo metido entre ceja y ceja y andaba queriendo compartirles.

Estoy convencida de que si le buscamos insistentemente “la quinta pata al gato” la vamos a encontrar y hoy se trata de la medicalizacion del embarazo. Si el ginecólogo ve al embarazo como una patología o una enfermedad y empieza a buscar a toda costa “algo” para ser tratado, pues estoy segura que al llegar a la semana 35 – 36 ya lo habrá encontrado y ya se estará poniendo fecha para la cesárea.

Y… Bueno… El embarazo es un estado, no es una enfermedad, es un estado en el que el cuerpo de la mujer cambia, físicamente y químicamente (hormonas) pero no para ser tratado sino para ser llevado y disfrutado, ustedes diran: pero hay que cuidarse! Y… Obvio. Como siempre, nuestro cuerpo es un regalo y debemos cuidarlo siempre y mucho más en estado de gravidez porque ya no estamos solas sino que traemos otra vida, que se nos ha confiado y debemos cuidarla aun más, pues depende absolutamente de nosotras.

Pero a lo que me refiero es al alto indice de cesáreas en el pais: 90%! cuando la OMS (organización mundial de la salud) dice que debe ser del 10%… Qué nos está pasando? … Se está medicalizando mucho el embarazo, se hacen demaciados ecos a lo largo de los escasos 9 meses, se vigila mucho más allá de lo necesario a la madre en busca de algo patológico y a la final lo terminan encontrando y no es un diagnostico certero solo es una especulación. He escuchado muchos casos de bebés obligados a nacer antes de tiempo porq estaba muy flaquito y lo sacan a la semana 35, por favor… Si esperarían y dejaran que evolucione un poco más y llegar, tal vez, a la semana 42 ya no sería flaquito (este es un caso real que lo vivencié)… Y no soy ginecóloga ni sábia, solo les cuento por los casos de embarazos y nacimientos que he podido conocer. Igualmente, a la primera alza de presión arterial, sin esperar a tomar medidas antihipertensivas ni hacer exámen de proteinas ya se diagnostica de preeclampsia y se hace una “cesárea de emergencia”. Y no digo que no hay que hacer nunca una cesárea, pero hay que hacer las necesarias, las que salvan vidas. Cómo pueden diagnosticar de estrechez pélvica o distocia cefalopélvica si la madre nunca entró en labor de parto y ya se le planificó la cesárea? Por cualquier cosa hacen cesáreas; que el papiloma virus, que está muy flaquita la mamá, que el médico se va de viaje, que la placenta puede estar madura (en el eco no se ve, pero puede ser), que ya tiene 38 semanas y para qué vamos a esperar más, que ya tiene una cesárea previa, que el bebé está muy grande, que tiene el cordón dos veces dado vuelta en el cuello, que será muy doloroso, que será muy demorado, que eres una mujer añosa, que es un producto valioso (no me agrada la palabra producto porque es un bebé y no una cosa), que para qué arriesgar… Y qué ha pasado con las mamás? Se han dejado mal influenciar, han perdido su empoderamiento, confían más en el sistema, en el hombre, que en ellas mismas, han perdido el poder de su sexto sentido (lo que dicta su corazón) ya no hay madres empoderadas que VIVEN la maternidad en pleno. Tal es así que se han convencido de que no van a poder parir, de que parir es difícil. Hasta se creen el cuento de que la cesárea es mejor, cuando ésta aumenta 5 veces el riesgo de muerte y de enfermedad materno-infantil.

En fin, la lista es larga y asi es cómo hoy por hoy los ginecólogos buscan la quinta pata al gato y no están hasta encontrarla y cuando la “encuentran” planifican la cesárea y la razón… es obvia: ganan más y en menos tiempo. Son contados los médicos honestos que no ven su profesión como lucro ($,$) sino como servicio.

No se dejen engañar más. Hemos pasado por el día de la no violencia y a mi parecer debería ser de la no violencia a la mujer, al hombre y al niño. Las cesáreas planificadas son una violencia al ser humano. Respetemos y hagamonos respetar a nosotras mismas y a nuestro bebé que está por nacer.

Aquí les comparto esta lista para que estén atentas y empoderadas ante el engaño;

Actualmente, nuestro sistema médico no tiene tiempo ni espacio para los partos normales. Con el exceso de intervenciones, la medicación innecesaria y los protocolos invasivos de los hospitales, parece que el parto normal es un golpe de suerte. En todo caso, es importante informarnos y saber las verdaderas intenciones del obstetra. Muchos se llaman obstetras humanizados o en pro del parto normal, pero en el camino nos vamos dando cuenta de que cumplen con la mayoría de estos 13 puntos. (Tomado del proyecto LOBAMATERNA)(lobamaterna.com)

13. No sabe qué es una doula
Cuando le comentas tu interés de tener una doula durante el parto, te dice que él es humanizado, pero nunca ha trabajado con una y, que por eso cree que en vez de ser positivo, sería un problema, ya que el hospital donde él atiende no permiten acompañantes, además él ha oído que las doulas entorpecen el trabajo de parto.

12. Tiene días de la semana fijos para cesáreas

Si llamas al consultorio para preguntar qué día el doctor hace cesáreas, la secretaria te dará como respuesta el día que el doctor tiene destinado para ese procedimiento.

11. Habla de cuántos niños ha traído al mundo
Cuando un obstetra te habla de todos los niños que ÉL ha traído al mundo, dándose la importancia del parto, es porque no ve el verdadero poder de la mujer que es quien realmente puede parir. Si lo ve así, quiere decir que él es cesarista porque es quien realmente hace el trabajo cuando es una cesárea. Parir es de la mujer, la cesárea es del médico.

10. Nunca habla del parto
Así de sencillo, nunca habla del parto. No le interesan tus expectativas frente a éste, ni te explica lo que es el proceso del trabajo de parto. Simplemente, hay que esperar a que llegue el día.

9. “Si todo sale bien, hacemos parto natural”
Fíjate muy bien en las frases que formula tu doctor. Cuando te dice una frase así, tu médico es un cesarista. El derecho de las cosas es que todo va hacia el parto normal, natural, orgánico, y si llega a haber una complicación durante el trabajo de parto o en tu embarazo se desarrolla alguna de las razones por las que se debe hacer cesárea, entonces se hará una cesárea, de las reales, de las necesarias, de las que salvan vidas.

8. Tiene ecógrafo en el consultorio
A los cesaristas les encantan las intervenciones. Entre más ecografías, más posibilidad de encontrar motivos para una cesárea. “El cordón está enredado”, “mucho líquido, poco líquido”, “el bebé está muy grande o está muy pequeño”. Estas son parte de las falsas indicaciones de cesárea con las que un cesarista va infundiendo miedo en la mujer y en su pareja.

7. Siempre habla de problemas físicos de la madre o del bebé
“Es que tú eres una mujer muy pequeña y delgada o estás en sobrepeso”, “el bebé no ha crecido lo suficiente”, “la cabeza del bebé está muy grande”, “yo veo que ya estás muy cansada y faltan dos semanas para el parto”, “no hay dilatación” (Cuando no hay dilatación es porque no ha llegado el momento, TODAS las mujeres, sin excepción, dilatan.), “el bebé está pélvico”, etc., etc.

Cuando un obstetra habla más de las dificultades que de la normalidad, es porque está preparando todo para la cesárea. Ninguno de los motivos escritos, son razones para una cesárea. El cuerpo no produce nada que no pueda expulsar, por eso se llama TRABAJO DE PARTO, porque es trabajoso, se demora, es un proceso al que hay que darle su tiempo.

6. No pide o no sabe qué es un Plan de Parto
El Plan de Parto es un documento que la futura madre realiza, donde expresa las preferencias y deseos para el nacimiento y atención del bebé. Más que una lista de deseos, es la forma en que los padres están realmente enterados de los procedimientos y posibles rumbos que puede haber en el parto y nacimiento.
Generalmente, las doulas, son las encargadas de que todo se siga lo más al pie de la letra posible.

5. No recomienda cursos para el fortalecimiento físico de la gestante
Si tu obstetra nunca te ha hablado de la importancia de hacer yoga o pilates pre-natal, o cursos para el fortalecimiento del piso pélvico; y por el contrario, te dice que hay que tener cuidado con el ejercicio, seguramente no tiene intenciones de que tu parto sea normal. Un obstetra que realmente ayude a tener partos normales, no en su discurso, sino en la práctica, te recomendará estos cursos y muy seguramente te hablará de la importancia de una doula.

4. Siempre cumple con los horarios de las citas
Tu obstetra nunca se atrasa y nunca cancela citas. NADA MÁS QUE DECIR.

3. No recomienda un PVDC- Parto vaginal después de cesárea*
“Después de la primera cesárea siempre hay que hacer cesárea, a menos que se espere más de dos años, pero yo no lo recomiendo porque la cesárea siempre es lo mejor y si una vez tocó por cesárea, es un riesgo para los dos. Yo te recomiendo la cesárea, en todos mis años de experiencia he visto que las mujeres que lo intentan, terminan nuevamente en cesárea.” ¡PLOP!
*En inglés: VBAC- Vaginal Birth After Cesarean

2. Toma la fecha probable de parto como fecha límite
Esta fecha que se da al inicio del embarazo es para tener un margen de tiempo entre la semana 38 y 42, días en los que el bebé está listo para nacer. Esos médicos que llegada la semana 38 tienen una urgencia inminente por sacar el bebé, son los que inducen y no dejan la más mínima chance de que la mujer comience un trabajo de parto.
Con el debido monitoreo, un bebé puede llegar tranquilamente a la semana 42.

1. Aconseja que la cesárea es lo mejor para la madre y el bebé
Las pocas veces que tu obstetra te ha tocado el tema del parto, es para hablarte de los beneficios de la cesárea: “es mejor para los dos, los bebés nacen más bonitos, la madre siente menos dolor, el riesgo es menor. La cesárea es rápida, mientras no se sabe cuánto puede tardar un parto natural; además, la madre queda muy cansada y así no se puede ocupar del bebé. Te hago un corte muy pequeño y muy abajo que ni se te va a notar. Agendamos la cesárea, tú sabes el día que va a nacer, te preparas y hasta puedes arreglarte el pelo para salir bien en las fotos.”

Bonus: Fíjate en las fotos de partos que tiene en el consultorio, ¿son en quirófano o la madre tiene a su hijo frente a frente? O no tiene fotos para no mostrar la crudeza de la cesárea. Las fotos de las mujeres que paren, son hermosas.

Si tu médico cumple con 3 o más de estos tips… sal corriendo, es un cesarista, por más adorado y recomendado que sea, no te va a llevar por el camino del parto normal.

Anuncios

One response to “Si le buscas la quinta pata al gato, la encuentras?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s